El Hotel

floritura

La Llave de la Judería

Es un alojamiento muy especial formado por tres casas rehabilitadas con el máximo respeto y cuidado a la arquitectura de las mismas y conservando toda la autenticidad de su historia en cada rincón.

Situado en un enclave privilegiado en pleno entramado de las encantadoras callejas de la Judería de Córdoba, Conjunto Histórico Artístico Patrimonio de la Humanidad, el hotel dispone de todas las comodidades que requiere el viajero. Ofrece también el singular encanto de un entorno cargado de belleza y tranquilidad que le hará vivir una experiencia intensa y disfrutar al máximo de la ciudad califal a un paso de su imponente Mezquita.

Descubra cada rincón

La sala del Rey

Reciba la más calurosa de las bienvenidas en esta preciosa sala decorada al estilo Luis XV mientras disfruta de un vino de la tierra o cualquier otra bebida de cortesía a su llegada como lo hicieron en su día Don Juan Carlos y Doña Sofía, reyes eméritos de España.

El Patio del Pozo

Este espacio bañado por la luz natural a través de una imponente claraboya está decorado con multitud de piezas de artesanía típica de la ciudad y es el lugar que da el acceso a las habitaciones. Conserva piezas originales integradas en su arquitectura que hacen de este espacio un lugar realmente singular. Disfrute de una buena lectura con el relajante sonido de fondo de su fuente o desayune en este acogedor patio andaluz.

El Patio del Pozo

Este espacio bañado por la luz natural a través de una imponente claraboya está decorado con multitud de piezas de artesanía típica de la ciudad y es el espacio que da el acceso a las habitaciones. Conserva piezas originales integradas en su arquitectura que hacen de este espacio un lugar realmente singular. Disfrute de una buena lectura con el relajante sonido de fondo de su fuente o desayune en este acogedor espacio.

El Patio del Olivo

Este patio es, sin duda, uno de los rincones más característicos del hotel. La joya del lugar es el olivo de Baena, obsequio del reputado periodista Tico Medina al propietario de la casa.

En palabras del propio periodista:

Debo decir, que en su descarga, o en el mío, el más hermoso de los olivos que existen en el barrio de la judería de Córdoba se lo regalé yo a mi buen amigo Rafael Carrillo. El olivo es una joya, es retratado miles de veces cada día y hasta mereció en su momento la propia admiración y curiosidad del rey emérito don Juan Carlos, que durmió la siesta una tarde en el lugar único del que les cuento.

Además del famoso olivo se conserva un mosaico de época romana hayado durante la rehabilitación de la casa.

Este patio cordobés lleno de personalidad es un espacio ideal para tomar café, organizar el día de visitas o simplemente dejar que corra el tiempo mientras se relaja en el corazón del barrio judío.

La Terraza Escondida

Pocos son los viajeros que conocen o descubren este rincón durante su estancia. En esta terraza puede disfrutar de uno de los más maravillosos atardeceres en primavera mientras el sol cae sobre el alminar de la mezquita, actual torre de la Catedral.

Pregunte a nuestros recepcionistas dónde encontrar este rincón secreto.

La Terraza Escondida

Pocos son los viajeros que conocen o descubren este rincón durante su estancia. Es esta terraza puede disfrutar de uno de los más maravillosos atardeceres en primavera mientras el sol cae sobre el alminar de la mezquita, actual torre de la catedral.

Pregunte a nuestros recepcionistas dónde encontrar este rincón secreto.

¿Le ha gustado lo que ha visto?

No espere más y reserve su habitación. Y no dude en consultarnos cualquier cuestión. ReservarContacto

Pin It on Pinterest